Querido Dios (37) Liberando cargas

L

A medida que pasa el tiempo y yo sigo afrontando las lecciones de vida, me doy cuenta cada vez más que, en ocasiones, nos  complicamos más de lo necesario. Últimamente estoy trabajando en crear relaciones armónicas, perdonarme y perdonar a todos aquellos que me han enseñado valiosas lecciones y se han convertido en mis maestros. No siempre es fácil, a veces se interpone el ego, y también el deseo de tener la razón. Luego recuerdo que no hay necesidad de ello, pues cada uno vive la vida desde su punto de vista. Deseo desde el fondo de mi corazón tener paz y poder conectarme con todos aquellos alrededor mío desde el amor. Me es difícil entender, y no quiero juzgar, como hermanos o amigos dejan de hablarse, o padres  e hijos tienen relaciones basadas en el rencor o la rabia. Pienso que una de las maestrías que tenemos que aprender es a entender que cada uno está en  su proceso,  entregando lo mejor que puede, y que es labor de cada uno continuar avanzando en el camino espiritual. También he podido entender que entre menos cargas tengamos, cargas que no nos corresponden, más ligeros podemos continuar por el sendero del crecimiento y la armonía. Así que mi invitación es a que revisemos la manera como nos estamos relacionando, para liberarnos y estar más centrados. @Sandra Albornoz. 

Querido Dios (36) La Danza de la Vida

A medida que pasan los años, entiendo cada vez más lo que significa que la vida es una danza. A veces queremos acelerar el proceso, o lo contrario, lo congelamos. Cuando aprendemos a danzar con el ritmo que la vida nos ofrece, es cuando realmente fluimos y se nos hace mucho más fácil superar las pruebas que nos permiten crecer. Cuando corremos, a veces sin ninguna necesidad, lo que hacemos es atropellar el proceso y después nos preguntamos: por qué me caí, estrellé, golpeé  o lastimé?Cuando aprendemos a conectarnos con nosotros, nuestro centro y todo aquello que nos rodea, podemos literalmente danzar al son de Dios. De manera que la invitación es a honrar cada instante, valorarnos para no atropellarnos, y darnos el tiempo suficiente y necesario para no alterar nuestra paz interna. @sandraalbornoz

Querido Dios (35). Real o imaginario? Desr God (35) Real or imaginary?

Querido Dios(35)

Real o imaginario?

Hace poco escuché en boca de una persona muy sabia que el cerebro no distingue entre lo real y lo imaginario. En eso se ha convertido mi vida, en una lucha entre lo científicamente evidenciable, y lo espiritualmente anhelante. Sé bien que la palabra decreta, y día a día trabajo en ello. La sola palabra cáncer tiene una connotación muy fuerte, es casi como si estuviera imbuida de muerte. Mi lucha es entender y aceptar que solo Dios conoce mi destino, que los hombres y la ciencia decretan algo, pero que también existe el libre albedrío, y que es responsabilidad mía ayudarme desde todo punto de vista, para poder continuar adelante en la batalla. Si me doy por vencida sin siquiera haber luchado, mi cerebro computa eso y le envía esta información al cuerpo, y empiezo a caer en una espiral descendente. Mi lucha es y seguirá siendo vivir cada momento a plenitud, teniendo la certeza y la fé de que Dios está en control, y que si yo me ayudo y hago el trabajo, mi cuerpo lentamente comienza a reaccionar positivamente. La pelea más grande está en mi mente, y es importante pararla y entrar en silencio para volver a centrarme. Sandra Albornoz 

Dear God (35)

Real or imaginary?

A wise person recently said that the brain does not distinguish between real and imaginary. That’s what my life has become, a struggle between the scientifically evident, and the spiritually longing. I know well that the word decrees, and day by day I am working on it. The word cancer itself has a very strong connotation. It is almost as if it is imbued with death. My struggle is to understand and accept that only God knows my destiny, that men and science decree something, but that there is also free will. It is my responsibility to help myself from every point of view, and to be able to continue forward with my battle. If I give up without even having fought, my brain computes that and sends this information to the body, and I begin to fall into a downward spiral. My struggle is and will continue to be to live each moment fully, having the certainty and faith that God is in control, and that if I help myself, and do the work, my body slowly begins to react positively. The biggest fight is in my mind, and itv is important to stop it, enter in silence and refocus. Sandra Albornoz 

Querido Dios (34) Todo está en perfecto orden Divino.

Querido Dios (34)  

Todo está en perfecto orden Divino. 

Estos últimos días han sido una locura. No sólo continúa la batalla del cáncer, sino que ahora se suman una serie de problemáticas muy difíciles que he tenido que sortear una a una. Hay momentos en qué he sentido que no puedo respirar, y es en ese instante en que tengo que hacer el esfuerzo por calmar mi mente, entender que todo sucede para algo, y que absolutamente todo es un aprendizaje. Obviamente de nuevo quiero controlar todo, y cuando me doy cuenta, algunas veces me río porque el que realmente está en control es Dios. Una y otra vez tengo que recordarme que las personas están primero, las cosas están en segundo lugar. Ha sido difícil priorizar, porque cuando uno se encuentra en situaciones de altísimo estrés, la tendencia es a querer resolverlo todo al mismo tiempo, de inmediato, pasando algunas veces por encima de las necesidades propias. Es en esos momentos donde me pregunto: qué es lo realmente importante?, me estoy haciendo daño?, le estoy haciendo daño a alguien?, qué es prioritario?, cómo dejo de lado la angustia?, como re enfoco la situación. Hay momentos en la vida en que se forman nudos en la mente. Es importante en medio de la tormenta parar, respirar, volver a centrarte y tomar impulso para seguir adelante con Fé y la certeza de que Dios está en control, y todo está en perfecto orden divino. 

 

Dear God (33) Acceptance – Querido Dios (33) Aceptación

Dear God (33)

Acceptance.

I find myself once again reviewing my priorities, emotions, feelings and fears, and I feel again that this disease process has made me very vulnerable and sensitive.

I know it’s important to focus on the positive, and I want to feel grateful for all the blessings and love that is around me. I am working hard to accept everything that surrounds me, to accept that those who at some time were very close to me are not so close to me anymore, and that there are new people who are entering my life.

There is a phrase that someone very dear once told me:

“At our last meeting we felt that you drained our energy.” I’ve thought a lot about it. What is the difference between being an energetic vampire, sharing honestly, or growing mutually? When is the limit crossed? Or is it related to a low self-esteem and for that reason you want to be the center of attention in order to raise your energy level?

This process has been long and burdensome. This new alternative treatment has been tremendously demanding, and my bio chemistry is changing completely. I know that also influences my emotional state. I still do not know the results of this new stage. I ask God to give me strength and discernment to continue, and allow me to keep growing as a human being, to be able to connect from my heart with everyone who crosses my path

Querido Dios (33) 

Aceptación.

Me encuentro una vez más revisando mis prioridades, mis emociones, mis sentimientos y mis miedos, y de nuevo siento que este proceso de enfermedad me ha hecho muy vulnerable y sensible. 

Sé que es importante centrarme en lo positivo, y quiero sentirme agradecida por todas las bendiciones y el amor que hay a mi alrededor. Estoy trabajando intensamente en aceptar todo lo que me rodea, aceptar que quienes en algún momento estuvieron muy cerca de mí ya no lo están tanto, y que hay nuevas personas que están entrando en mi vida.

Hay una frase que alguien muy querido alguna vez me dijo:

 “En nuestro último encuentro sentimos que nos drenaste nuestra energía “.  He reflexionado mucho acerca de ello. Cuál es la diferencia entre ser un vampiro energético, el compartir honestamente, o el crecer mutuamente? En qué momento se cruza el límite? O más bien tiene que ver con una autoestima baja y por ello quieres ser el centro de atención para así subir tu nivel de energía? 

Este proceso ha sido largo y agobiador. Este nuevo tratamiento alternativo ha sido tremendamente exigente, y mi bio química está cambiando completamente. Se que eso también influye en mi estado emocional. Aún desconozco resultados de esta nueva etapa. Pido a Dios que me de fuerza y discernimiento para continuar, y me permita seguir creciendo como ser humano, para poder conectar desde el corazón con todo aquel que se cruce en mi camino.

Querido Dios (32) Coraje

Dear God (32)

Courage

I have been reflecting a lot on the different challenges that people have to face in their lives. Each person is a book, there are many stories of courage and love. I am trying to write my story as coherently as possible. And this has been very difficult, since I have had to make decisions that are directly related to life and death. Making the decision to stop chemotherapy was not easy. Trusting that this is the right decision, knowing that my life is at stake, still remains a question. Only time will show if this is the way to go.

My effort is to be consistent with myself, and I know that I ask God daily  to give me strength and discernment. It takes courage to question the obvious, it takes courage to go one step beyond your comfort zone. It is easier to follow the flock, evade, not question and sleep awake. I can not afford that luxury, it is clear that something has to change in order to not continue repeating the same lesson with more intensity over and over again. In other words, it is important to listen to your inner voice, it is important to challenge yourself even when you feel that you have no strength, because God is there.

Discipline, perseverance and faith are my fundamental pillars. If you are faithful to yourself, and therefore to God, you will be able to feel at times that there is peace in you, in the midst of turbulence.

Querido Dios (32)
Coraje

He estado reflexionando mucho sobre los diferentes retos que las personas tienen que afrontar en sus vidas. Cada persona es un libro, hay muchas historias de valor y amor. Yo estoy tratando de escribir mi historia lo más coherentemente posible. Y esto ha sido muy difícil, puesto que he tenido que tomar decisiones que están directamente relacionadas con la vida y la muerte. Tomar la decisión de parar la quimioterapia no fue fácil. Confiar en que ésta es la decisión correcta, sabiendo que mi vida es la que está en juego, aún sigue siendo un interrogante. Sólo el tiempo mostrará si este es el camino a seguir. Mi esfuerzo es el de ser coherente conmigo misma, y solo sé que a diario le pido a Dios que me dé fortaleza y discernimiento. Se requiere valor para cuestionar lo evidente, se requiere coraje para ir un paso más allá de tu zona de confort. Es más fácil seguir el rebaño, evadirte, no cuestionarte y dormir despierto. Yo no puedo darme ese lujo, es evidente que algo tengo que cambiar para no seguir repitiendo la misma lección, cada vez más intensamente. En otras palabras, es importante escuchar tu voz interior, es importante retarte aun cuando sientas que ya no tienes fuerzas, porque Dios está ahí. Disciplina, perseverancia, constancia y fé son mis pilares fundamentales. Si eres fiel a ti mismo, y por ende a Dios, lograrás sentir por momentos que hay paz en ti, en medio de la turbulencia.

Querido Dios (31) Emociones

Querido Dios (31)
Emociones

En estas últimas semanas he sentido toda la gama de emociones presente en mi vida. He pasado de la alegría a la tristeza, de una intensa ira a la tranquilidad, y así sucesivamente. He tenido que aprender a aceptar todas estas emociones, a pasar por ellas sin reprimir o evadirlas, y a fortalecerme de nuevo. Todos estamos en el proceso, algunos tienen unas cargas más pesadas, otros más livianas. Yo agradezco el hecho de estar viva, de poder respirar, caminar, comer, sentir, recibir y dar. Intento no dar nada por hecho y más bien apreciar hasta lo más pequeño que me rodea. Estoy en un proceso constante de entender que no tengo control, que es Dios el que está en control, y que aunque no entienda muchas cosas, en el fondo de mi alma sé que hay una razón para cada una de ellas. Todos los días me levanto, le doy gracias a Dios por un nuevo día y le pido que me de fortaleza y discernimiento. En estos momentos difíciles quiero más que nunca confiar en que es
Él el que está tomando las decisiones y enrutando mi vida.